HASTAPADASANA

HASTAPADASANA

La palabra pada viene aquí en el contexto de pies y hasta para manos. La necesidad de la salud de la columna es obvia; de ahí que sea fundamental ejercitarlo para todos los movimientos posibles. Además, esta Asana está repleta de humildad y aceptación de uno mismo.

Posición inicial:

  1. Párese erguido con las manos a los lados y los pies juntos.
  2. Mantenga el cuello recto, el pecho bien hacia adelante, el abdomen en un contorno normal y la barbilla hacia adentro. Enfoque los ojos en un punto, recto.

Secuencia de pasos:

  1. Inhalando en 3 segundos, levante ambas manos, desde el frente, por encima de la cabeza. Arqueamiento de la espalda, manos cerca de las orejas respectivas. Mantener los ojos abierto, mirando hacia arriba.

  2. Inmediatamente, exhalando en 3 segundos, comience a inclinarse hacia abajo manteniendo las piernas rectas e intente tocar los dedos de los pies con los dedos manteniendo la cabeza entre las manos.

    Asegúrese de que las manos y la cabeza se muevan hacia abajo juntas, como una unidad.

  3. Doble los codos y agarre los tobillos con la mano y lleve la cabeza hacia la rodilla para descansar la frente sobre la rodilla.
  4. Mantener esta posición durante 6 segundos, con la respiración suspendida (posición final).
  5. Regreso a la posición inicial: Inhalando, en 3 segundos, suelte los tobillos y levante suavemente el tronco hasta la posición erguida, levantando las manos por encima de la cabeza. Baje las manos a sus respectivos lados, para volver a la posición inicial.

    Asegúrese de que las manos y la cabeza se muevan juntas, como una unidad.

Práctica recomendada:

  1. Practique 3 rondas, con pausas entre rondas.
  2. En caso de pose estática, mantenga la posición final durante 30 segundos, gradualmente tomándolo hasta 1/2 minuto con práctica regular. La respiración debe ser normal lento y rítmico.

Limitaciones / Contraindicaciones:

  1. Hernia, hipertensión, afecciones cardíacas, embarazo, úlceras pépticas, espondilitis cervical, deslizamiento de disco, trastornos oculares graves y anomalías espinales.

Beneficios:

  1. El estiramiento extremo de los músculos posteriores tiene un buen efecto en la cintura, las caderas y la espalda.
  2. La compresión intraabdominal proporciona una buena circulación y masaje al abdomen y las vísceras pélvicas.
  3. Estira los músculos isquiotibiales y tonifica la pared abdominal.
  4. Reduce la grasa innecesaria depositada en las caderas y la zona abdominal.
  5. Induce la respiración clavicular y ayuda a la ventilación adecuada de la mayor parte superior de pulmones.

  6. Mejora el metabolismo.
  7. Ayuda a la eliminación adecuada de toxinas del cuerpo; previniendo los peligros del autointoxicación.

  8. Alivia la flatulencia, el estreñimiento y la indigestión.
  9. Ayuda en el drenaje emocional; permite que la mente esté tranquila y silenciosa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *